Zaragoza en pie, se rinde al arte de Pedro Giménez

Pedro Giménez demostró ante las más de 1.500 personas que asistieron al Auditorio de Zaragoza, que solo necesita una guitarra y un micrófono para emocionar con su voz y sus canciones.

Es esta ocasión, fue su balada "Todo debería Ser" la que arrancó la ovación y puso a todo el mundo en pie.

Esperamos que nuestro artista tenga más ocasiones de mostrar la pasión, la entrega y la magia que caracterizan sus directos y transmiten sus canciones.